• Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grupo Renovalium

Cómo iluminar la cocina en general

En general, se puede decir que la cocina necesita una iluminación general  o lo que es lo mismo, una iluminación que permita ver y desplazarse por el espacio.

Pero, como zona de trabajo, también necesitará puntos de iluminación focal que alumbren y ofrezcan buena visibilidad a encimeras o fuegos.

Si queremos hacer la cocina más acogedora, deberemos pensar también en la iluminación ambiental y decorativa.





¿Cómo empezar?

Sin saber por donde empezar, puede parecer todo un reto iluminar la cocina. Pero atendiendo a los siguientes puntos, el desafío será un reto superado.


Define actividades

La necesidad de una iluminación general está clara. Pero vas a necesitar definir qué concretamente vas a hacer en la cocina y definir al mismo tiempo, la iluminación adecuada para cada actividad.

Pregúntate ¿solo cocinaré? ¿Voy a desayunar en la cocina? ¿Usaré parte del espacio para comer? ¿Para recibir a mis amigos? ¿Tengo hijos? ¿Usarán ellos la cocina? ¿Cómo?


La iluminación general en la cocina

La iluminación general en la cocina, como en casi cualquier espacio de la casa, deberá ser uniforme y constante. Una buenísima opción es colocar focos empotrados con una abertura apropiada que alumbren unos 60º como mínimo. La recomendación general es colocar un punto de luz cada m².


La iluminación focal

Si no has saltado el punto uno, sabes qué zonas de necesitan iluminación focal. Necesitarás alumbrar directamente y con suficiente fuerza de luz, las zonas de trabajo. Ahora solo te falta pensar en qué luz colocar en cada una de esas zonas.

También puedes pensar en puntos focales de luz para decorar, destacar algún detalle, alguna zona en la cocina o incluso elementos decorativos que sin luz pasarían desapercibidos.


La iluminación ambiental

Finalmente, puedes utilizar este tercer tipo de iluminación para crear zonas acogedoras o decorativas en la cocina.

También es importante pensar en una iluminación con luz ambiental para zonas de paso si no resulta suficiente con la luz general.

Y finalmente, piensa en algún alumbrado para el interior de armarios, despensas o vitrinas, puede ser interesante en este punto.

Luz cálida o luz fría en la cocina

¿Qué temperatura de la luz elegir para iluminar la cocina?

La recomendación general es usar luz fría que no modifica colores y no cansa la vista, para alumbrar la encimera y área de trabajo y luz cálida para otras zonas como el office que necesitan un ambiente acogedor.

La temperatura de la luz o el color de la luz se mide en K (grados Kelvin) y se mueve entre luz cálida o amarilla y luz blanca o fría, pasando por una luz neutra o ni amarilla ni blanca.

Un color de luz es adecuado para una actividad y desaconsejable para otra. Por eso es importante tener en cuenta la temperatura de la luz para iluminar la cocina con varias zonas de trabajo y diferentes actividades.


Luz FRÍA + 5.000 K Luz NEUTRA 3.300 K - 5.000 K Luz CÁLIDA 1.000 K - 3.300 K


Articulo procedente de: totreformas.es



Tienda y Oficinas Centrales

Calle Cristofor Colom 1 Bis

Avd Ramón y Cajal, 4

43001 Tarragona

Tel: 977 21 70 17

info@elcentrodelareforma.com


Visítanos

     Lunes - Viernes 9.30 -- 13.30 / 16 - 20 

Sábados 10  -- 13.30

      

                                         

           Tienda             

C/ Cristofor Colón nº 1 bis

Avd Ramón i Cajal nº 4

Tarragona, 43001

977 217 017

                       

info@renovalium.com

ver nuestra política de privacidad

Todos los derechos reservados  GRUPO RENOVALIUM SL ®

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon