• Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grupo Renovalium

¿Poner armarios empotrados?

Los armarios son indispensables en cualquier dormitorio. No concebimos una habitación ya sea de adultos como de niños que no cuente con uno en el que almacenar no solo ropa, sino todo tipo de abalorios o incluso papeles. Una de las opciones más tenidas en cuenta, sobre todo en dormitorios, es la de los armarios empotrados. De hecho en muchas casas y pisos, los constructores directamente diseñan las habitaciones con este tipo de armarios.


A veces es necesario cambiar los armarios y hacer na pequeña reforma para transformar la casa. Aunque teóricamente una habitación cuenta con los mismos metros cuadrados con o sin armario empotrado, el hecho es que a vista de muchos de nosotros el dormitorio parece más amplio con él empotrado. Pero más allá del espacio, ¿qué otras ventajas tienen? ¿Se les podría aplicar alguna desventaja también? Veamos…





Ventajas de los armarios empotrados


Espacio. Como decíamos, este tipo de armario permite aprovechar mejor el espacio pues como norma general van desde el suelo hasta el techo haciendo útil cada centímetro del armario.


Limpieza. Son mucho más higiénicos que los tradicionales. La falta de huecos que comunican con el exterior hace que se acumule menos polvo. ¿Qué tendrás que limpiar? Las puertas, donde con toda probabilidad se quedarán marcadas las huellas de los dedos y a veces la grasa que llevamos en las manos.


Orden. Al formar parte de la pared y no ser una parte externa, extenderse del suelo al techo y solo comunicarse con el exterior mediante las puertas, la sensación de orden y elegancia es mucho mayor.


Estilos. Con toda probabilidad tú serás el diseñador de tu armario. A diferencia de lo que pasa cuando compras uno prefabricado, en el empotrado tú podrás decidir el número de estanterías que habrá así como las cajoneras que quieres poner (si es que te gustan). Pensarás en la utilidad que le darás y lo organizarás de la mejor forma posible.


Puertas. Puedes elegir la que mejor se adapte a tu gusto o a las condiciones de la habitación. Existen tres tipologías diferentes: las abatibles, las plegables y las correderas.


Inconvenientes de los armarios empotrados


Mudanzas. En caso de que con los años quieras cambiar de casa, tendrás que renunciar a los muebles empotrados: forman parte de la vivienda y a diferencia de un mueble prefabricado no lo podrás desmontar y trasladar de un sitio a otro.


Precio. No, no son tan baratos como los de siempre. Piensa que su instalación además de más dificultosa, requiere de obra y dependerá de la contratación de un profesional.Inmovilidad. El hueco del armario empotrado es fijo y será imposible moverlo. Por lo tanto los cambios de distribución de una habitación en concreto no serán posibles al menos en el caso del armario. Esto puede suponer una condición muy grande para quienes son amantes de cambiar con frecuencia la distribución.


Puertas de los armarios empotrados


Aunque hablamos frecuentemente de las puertas, lo cierto es que el interior también es importante que esté en perfecto estado. Por eso siempre se recomienda forrarlo para evitar que el olor que pueda provocarse en las paredes se impregne en la ropa.

Cuando tienes que elegir un armario empotrado, la principal decisión se centrará en las puertas (más allá de la distribución interior que le quieras dar). Antes mencionábamos que son una de las ventajas respecto a otro tipo de armarios porque puedes elegir qué tipo pondrás. Al igual que en las puertas de paso de tu casa, hay diferentes tipos de puertas, aunque en principio hay tres principales: abatibles, plegables y correderas.


Abatibles: son la que encontramos en la mayoría de los armarios sean o no empotrados. Su elección está básicamente condicionada a la facilidad de instalación. Se trata de un mecanismo en el que solo hay que instalar dos o tres bisagras. La única pega que tienen es que hay que dejar espacio para que la hoja de la puerta pueda hacer todo el movimiento.





Plegables: aunque también tendrás que dejar un espacio para que el juego de la hoja pueda hacer el recorrido, en este caso será menor. Solo tendrás que instalar unas guías tanto en la parte superior como en la inferior para que se puedan desplazar a través de ella.





Correderas: sin duda son las más cómodas tanto en el movimiento que hay que hacer para abrirlas como en el espacio que ocupan pues no necesitarás tener algunos centímetros delante ya que la apertura es lateral. También habrá que poner un sistema de rodamientos para que se deslicen las puertas.





Articulo procedente de: planreforma.com




Tienda y Oficinas Centrales

Calle Cristofor Colom 1 Bis

Avd Ramón y Cajal, 4

43001 Tarragona

Tel: 977 21 70 17

info@elcentrodelareforma.com

Visítanos

     Lunes - Viernes 9.30 -- 13.30 / 16 - 20 

Sábados 10  -- 13.30

      

                                         

           Tienda             

C/ Cristofor Colón nº 1 bis

Avd Ramón i Cajal nº 4

Tarragona, 43001

977 217 017

                       

info@renovalium.com

ver nuestra política de privacidad

Todos los derechos reservados  GRUPO RENOVALIUM SL ®

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon